Categoría: Relatos

El soterrado diario de Niní (X)

Terminé aquella íntima y sorprendente lectura cerrando los ojos con una gran sonrisa. Colocando cada palabra leída, nuevamente, en el interior de aquel frágil diario que quedó encerrado en aquel cuadro. Miré embelesada aquellas cuatro paredes que me rodeaban, parecían complacidas de que yo estuviera allí y…, entonces, del interior de aquellos viejos muros apareció…

Por Anna Val 11/12/2020 Desactivado

El soterrado diario de Niní (IX)

§ «Presentí que habría una fuerte tormenta emocional, cuando mis astutos ojos, convertidos en un par de enormes monóculos, atraparon en mi campo visual de repente y sin avisar a aquel par de desgraciados, provocándoles una gran ceguera. Me ocupé primero del rechoncho grano blanco que parecía sorprendido al ser observado, pero lejos de inquietarse,…

Por Anna Val 04/12/2020 Desactivado

El soterrado diario de Niní (VIII)

§ «Con mi rígido cuerpo allí sentada, frente aquel monigote parlante, crecía dentro de mí una espesa y ambigua niebla de desesperación. Planeando, además, encima de mi cabeza, una pesada y espesa nube negra que consumía mi energía de manera rápida como si de un gigantesco tornado se tratara. Aquella angustia estrangulaba de manera salvaje…

Por Anna Val 27/11/2020 Desactivado

El soterrado diario de Niní (VII)

  § «Por fin pude acallar aquel sujeto de nombre imposible para poder vaciar mi pregunta que caminaba muy inquieta dentro de mi interior. -Y dígame… Mimiescu…, ¿dónde reside usted? –quedé aliviada y descansada. Quedé en paz. Pero aquella tranquilidad que yo sentía duró muy poco, apenas unos escasos segundos de sosiego, pues aquel insufrible…

Por Anna Val 20/11/2020 Desactivado

El soterrado diario de Niní (VI)

  § «París, 8 de noviembre de 1950. Estúpido diario: Desde que te contraté como apresador de días complicados en los que caligrafío en tus insensibles páginas mis dolorosas vivencias para que éstas queden soterradas en el olvido más profundo y alivien mi presente, compruebo con estupor…, ¡que de nada me sirves! En consecuencia, arranco…

Por Anna Val 13/11/2020 Desactivado

El soterrado diario de Niní (V)

Finalizado aquel torrente intenso de palabras transformadas en un estrambótico relato cuyo pasado parecía ser un explosivo y emergente presente, el silencio penetró como un fuerte afluente dentro de nuestras mentes, acompañándonos en un intenso y agudo mutismo que me ayudó, en cierto modo, a digerir sigilosamente aquella historia. Ella me miró con mucha serenidad,…

Por Anna Val 06/11/2020 Desactivado

El soterrado diario de Niní (IV)

La presencia de aquella mujer mayor provocó que mis emociones se agitaran alborotadas en mi interior. Sintiendo, sin poder evitarlo, una gran ternura por aquella dama de avanzada edad que, con rapidez, advirtió lo que yo escondía entre mis manos. – ¡Oh!… ¡Niní, mi querida Niní!… – a modo de exclamación vació su alma con…

Por Anna Val 30/10/2020 Desactivado

El soterrado diario de Niní (III)

Cerré la puerta dando un gran portazo, pues pretendía que sonara como un ruidoso tortazo ante aquella acumulación de desdichados disparates. Un tenue brillo procedente de la pared cercana a la ventana llamó mi atención. Me acerqué lentamente para no tropezar con aquella cortina que yacía desmayada en el suelo, y me sorprendió comprobar que…

Por Anna Val 23/10/2020 Desactivado

El soterrado diario de Niní (II)

Me mantuve estática durante un largo rato en el centro de aquella estancia, preguntándome si todo aquello que mis ojos contemplaban, era, en verdad, una sólida realidad. Poco a poco, mi mente iba digiriendo aquella pesadilla de nuevo hogar, e intentaba tranquilizarme, pensando que transcurridas aquellas tres semanas de plazo a las que me veía…

Por Anna Val 16/10/2020 Desactivado

El soterrado diario de Niní (I)

Volví nuevamente a París, y aquel regreso no era nada alentador. Todo lo contrario, se preveía un retorno gris y nublado, peculiarmente caótico, pues mi editora, Rita, la mártir, me llamó por teléfono para arrojarme un envenenado ultimátum en un estado histérico y excitado. Me advertía que disponía de tres semanas para entregarle el tan…

Por Anna Val 10/10/2020 Desactivado