El camino de la vida

15 junio, 2018 Desactivado Por Anna Val

El camino de la vida no se caracteriza particularmente por ser nada fácil. Yo diría que a veces tiene un punto de amarga asfixia, hasta que un día comprendes que el acto más heroico que puedes realizar, es quedarte desnudo ante ella. Cubriendo tu dignidad, con las aterciopeladas sedas de la humildad.

.

Mi andadura por este particular mundo de la literatura y la ilustración, cabalgan en sentido contrario al convencionalismo. Siempre he pensado que lo que ya está inventado, está mostrado y lo que debe mostrarse, es simplemente, aquello que da miedo realizar.

.

¡Gracias mi querido crítico literario, del que jamás diré tu nombre!

.

Gracias por aquel día en el que me dijiste que mi literatura no se entendía, y que mis ilustraciones eran trazos en los que se percibía ver bichos.

.

 

.

Agradecida de corazón porque no entendieras nada, ya que fue entonces cuando desvié mi mirada y, me abrí a las alternativas que el camino me ofrecía. Ella me entregaba un maravilloso regalo: EDITORIAL BABIDI-BÚ.

.

Recuerdo con nostalgia, aquella contundente frase que una persona del equipo editorial me dijo a modo de bienvenida: “Tus ilustraciones al igual que tu literatura tienen una gran personalidad“.

.

Aquellas palabras perfectamente ordenadas, se transformaron en un cálido abrazo. Supe entonces, que mi literatura, mis ilustraciones y yo misma, habíamos encontrado nuestro hogar.

.

Todavía me quedaba por descubrir otra grata sorpresa, y es que esta prestigiosa editorial está custodiada por un Ángel de la Guarda: MAITE NIETO, editora, escritora y correctora.

.

Gracias Maite por cuidar de todos nosotros y de nuestras obras.

.

Dos cuentos publicados ya: TAT Y CARYLON y EL EXTRAÑO ROBO DE LA OREJA DE DUDA. Ahora preparando el tercero y muchos más vendrán…

.

.

A ritmo de Jazz, agradecer como no podría ser de otra forma, a mi querida editorial Punto Rojo. En especial a su editor, que con pasos elegantes, infinita paciencia y una desbordada generosidad, ha permitido que esta humilde autora pudiese vaciar su doloroso vagar: JULIETTE O ARLET, PUNTO Y FINAL.

.

Gracias Iván, por tener un corazón tan grande.

.

Recibid estas palabras en forma de abrazo por todas las cosas buenas que me habéis dado y por todo lo aprendido a vuestro lado.

.

¡¡GRACIAS!!

.

Anna Val.