Mundo Imaginado (II)

22 noviembre, 2019 Desactivado Por Anna Val

Capítulo II

A medida que se acercaban, la luz era un poquito más intensa, y cada vez su brillo era mucho más brillante. ¡Parecía una mariposa! Estaba formada por una extraña mezcla de colores, y sus antenas eran dos grandes faros azules. La mariposa se posó en uno de los árboles que rodeaban a Murga, Tar y Noxi. ¡De repente, el árbol empezó a hablar!

– No tengáis miedo. No hagáis ruido y abrazaos a mí.

– ¡Un árbol que habla! – exclamaron -.

– ¡Vamos, no perdáis tiempo y haced lo que os digo! Mi nombre es Pastis, y no tenéis que tener miedo  – les tranquilizó el árbol parlante -.

Los tres amigos fijaron su mirada en él, y se dieron cuenta de que era un oso con forma de árbol.

Debéis rodear con vuestros brazos mi tronco para ser transportados – les dijo Pastis -.

Noxi. Tar y Murga rodearon con sus brazos el gran tronco, y de repente se adentraron en su interior.

– ¡Hola!, soy Pastis. No os preocupéis, aquí estaréis seguros.

– ¿Qué está ocurriendo? – preguntó Noxi -.

– Sentaos, os prepararé una buena taza caliente de gominolas amarillas – les dijo Pastis -.

Ellos se sentaron en una mesita con forma de seta. Miraron a su alrededor, comprobando que en el interior del árbol donde vivía Pastis era un lugar muy confortable.

Extrañas mariposas revoloteaban y alumbraban la estancia.

De sus paredes colgaban muchos libros. Murga se levantó para hojear uno de esos libros colgantes, y vio sorprendido cómo las letras se movían y cambiaban de posición.

– ¡Qué curioso! –dijo.

– Son los cuentos cambiantes – les dijo Pastis -.

– ¿Los cuentos cambiantes? – preguntó Tar -.

– Sí, las letras no cesan de moverse. Las frases cambian y las historias siempre son diferentes, son libros muy divertidos. Nunca sabes qué van a contarte – les explicó Pastis -.

Pastis sirvió a sus amigos unas reconfortantes tazas de gominolas amarillas.

– ¡Mmm, qué bien saben! – dijo Noxi -.

Murga le preguntó a Pastis por qué estaban en peligro.

– Por la Malvada Dama – les repondió -.

– ¿La malvada Dama? – preguntó extrañado Tar -.

– Sí, Leiana – contestó Pastis -.

– ¿Quién es Leiana? – preguntó Murga -.

– Leiana es la malvada Dama del Reino de la Profunda Oscuridad  – les contó Pastis -.

– ¿Qué Reino es ese? Nunca había oído hablar de él – dijo Noxi -.

– El Reino de la Profunda Oscuridad, es el Reino en el que no existen ni la imaginación ni la creatividad – les respondió Pastis -.

– ¿Qué quieres decir? – insistió Murga -.

Pastis, les contó que Reino de la Profunda Oscuridad, se encontraba detrás de las Cumbres Pecosas, y que antes ese Reino se llamaba Mundo Imaginado, y pertenecía a Sel-la. Era una gran reina…

[CONTINUARÁ…]

Anna Val.