Rarezas (II)

20 julio, 2018 Desactivado Por Anna Val

RAREZA DOS

.

Me dijo un día la irónica Mañana con su acostumbrada maldad

.

 – Dejaré de despertarte para que dejes de lamentarte, y así puedas vivir siempre abrazada con tu eterna amiga, la Noche.

.

 – No es necesario que me dediques este favor, que por mucho que creas que tú me iluminas, la Noche es mucho más brillante que tu apagada luz. Sé más generosa con tu brillo para que mis lamentos no te atormenten, y así podré abrazarte también.

.

 – Se apagó la mañana y su brillo enmudeció.

.

Ahora soy yo, que convertida en Mañana he transformado mis lamentos en mi verdad.

.

Verdad de cálidos y profundos rayos amarillos, que no se apagarán jamás.

.

Anna Val